Seleccionar página

Biografía

Jorge Vizcarrondo es un joven saxofonista nacido en la isla del encanto, Puerto Rico. Comenzó sus estudios musicales a la edad de 12 años en la Escuela Libre de Música en Humacao, Puerto Rico cursando sus estudios de escuela intermedia y superior en la misma donde alcanzó grandes logros en esa institución y donde se destacó como uno de los mejores saxofonístas. También participó en el programa de verano Berklee en Puerto Rico ganando varios galardones como “Outstanding Musicianship”. Dentro de todo esto Jorge siente el llamado y la visión de dedicar su talento por completo en las manos de Dios siendo recompensado luego de permitirle grabar en más de 100 producciones para diferentes ministerios y cantantes, Jorge ya cuenta con cinco producciones incluyendo una compilación y un disco de navidad.

Actualmente Jorge se presenta en diferentes actividades colaborando con diferentes ministerios así como presentando su música en Iglesias, Conciertos, campañas benéficas tales como Relevo por la Vida, Salvation Army, Fundación Adlan Cruz y otros.

Algunas producciones donde jorge a participado: Marcos Witt (músico), Samuel Hernández (músico), Lourdes Toledo (músico, arreglista), Danny Berrios (músico, arreglista), René González (músico, arreglista) Alex D’ Castro (músico), Luis Santiago (músico), Hossanas de Borinquen (músico), Hermanas Meléndez (músico), Michael Rodriguez (músico), Jaime Rosa (músico y arreglista), Roberto Orellana (músico), Vanessa Vissepó (músico), Noemi Luz (músico), Domingo Quiñones (músico), Danny Rivera (músico), 33DC (músico) entre otros.

Recibió el premio a la mejor producción instrumental cristiana en My Latin People Award 2007 y compartió los honores de un Grammy otorgado a Marcos Witt como músico de la producción Dios Es Bueno(2005). Ganador de los premios Praise Music Award por dos años consecutivos (2008, 2009).

Su meta como músico cristiano es que la música instrumental logre ser valorada y aceptada dentro de este ambiente desarrollando la apreciación musical en nuestros niños, Adolescentes, Jóvenes y adultos como parte de la Adoración a Dios. Toda buena dádiva y todo don perfecto proviene de lo alto y desciende del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni sombra de variación. (Santiago 1:17)